¿ESTAMOS CUIDANDO LA SALUD MENTAL DE NUESTROS ESTUDIANTES UNIVERSITARIOS?

Pablo Acosta

Algunas universidades ya han incorporado plataformas de atención psicológica específica para el alumnado, y un sistema de tutorías individuales para abordar esta sintomatología de forma precoz. Todo ello bajo el marco de la nueva Ley Orgánica del Sistema Universitario (LOSU) en la que se destaca el asesoramiento, la orientación psicopedagógica y el cuidado de la salud mental y emocional del estudiantado.

MARÍA JOSÉ GARCÍA RUBIO


El Desafío Psicológico de la Educación Superior

El 50% de los estudiantes universitarios de España ha necesitado ayuda psicológica en algún punto de su carrera académica. Algunos reportan síntomas ansiosos como los pensamientos negativos, rumiaciones, e incluso problemas de sueño y taquicardia especialmente si están en época de exámenes. En la base de esta sintomatología se encuentran problemas de autoestima, seguridad y probablemente una falta de apoyo social, tal y como se ha observado en algunas investigaciones. [MJGR1] 

Lo que está claro es que en ocasiones los estudiantes universitarios perciben el acceso a la educación superior como una amenaza o un estresor, más aún si se encuentran en el primer curso y dentro de la franja de edad que va desde los 18 a los 25 años[MJGR2] .

También sabemos que existe una diferencia de género en la percepción de esta amenaza. En concreto son las mujeres las que reportan mayores niveles de estrés durante el curso académico y antes de los exámenes, un dato acorde con la incidencia de los trastornos psicológicos segregados por género[MJGR3] .

Más allá, varios estudios han demostrado que la inclusión del alumnado en la educación superior puede alterar ciertos patrones conductuales e incluso el funcionamiento de algunos biomarcadores[MJGR4]  como el cortisol y la alfa-amilasa, especialmente cuando el estudiantado se enfrenta a un examen oral, una prueba frecuente en algunas titulaciones como derecho.

El 50% de los estudiantes universitarios de España ha necesitado ayuda psicológica en algún punto de su carrera académica

Desafiando la Salud Mental: Estrés y Depresión en Estudiantes de Medicina en España

Todo lo anterior nos indica que la salud mental del alumnado universitario se pone “a prueba” en numerosas ocasiones a lo largo del curso académico. Como mínimo dos veces al año cuando se han de enfrentar a la temida época de exámenes.

Pero, ¿todo el alumnado sufre estrés? No existen términos absolutos para responder a esta pregunta aunque sí se conoce que existen factores moduladores de esta percepción de estrés como la titulación escogida, o ciertos rasgos de personalidad.

Los últimos estudios han demostrado que las titulaciones propias de las Ciencias de la Salud son las que se vinculan con una mayor percepción de estrés, en especial Medicina. Los datos objetivos hablan por sí mismos. El estudio realizado en España [MJGR5] con la participación de 43 facultades mostró que el 41% del estudiantado de este grado presenta síntomas de depresión (un 25%, moderada o grave), mientras que uno de cada cuatro alumnos reportaba niveles altos de ansiedad.

¿Por qué Medicina se asocia con esos niveles de estrés en el primer año? Lejos de estar relacionado con los contenidos que se cursan durante la titulación, una posible explicación podría deberse al desgaste emocional que sufre el alumnado tras la EBAU y los cursos anteriores. Muchos de estos alumnos entran en la universidad “quemados”, con trazas del síndrome del burnout (38% según el estudio). A ello se le suman las expectativas, la presión social y los juicios que existen en torno a esta profesión.

Los últimos estudios han demostrado que las titulaciones propias de las Ciencias de la Salud son las que se vinculan con una mayor percepción de estrés, en especial Medicina

Neuroticismo en Estudiantes de Ciencias de la Salud

Asimismo, se ha observado que algunos rasgos de personalidad como el neuroticismo se asocia con patrones conductuales de procrastinación y evitación que a su vez, generan altos niveles de ansiedad entre el alumnado de las Ciencias de la Salud como hemos anticipado. El neuroticismo entonces tiene un coste en el ámbito académico, quizás demasiado alto si establecemos el foco en la salud mental.[MJGR6] 

Y desde la universidad, ¿qué podemos hacer para abordar esta realidad?

En el informe del proyecto sobre salud mental del estudiantado realizado por el equipo interno de la CRUE y otras entidades, a cargo del Gobierno de España, se observaron datos alarmantes como que el 50% de los estudiantes universitarios sufre ansiedad y que el 17% había consumido algún tipo de tranquilizante, ansiolítico, antidepresivo o hipnótico en el cuatrimestre anterior.

Estos datos no solo implican una alerta social sobre la salud mental de esta población sino también sobre el gasto incurrido durante esa etapa a nivel estatal. En este contexto y en línea con la propuesta de la OMS[MJGR7]  de que la salud mental es un derecho humano (octubre, 2023) la intervención en este campo es una prioridad pública y absoluta.

Algunas universidades ya han incorporado plataformas de atención psicológica específica para el alumnado, y un sistema de tutorías individuales para abordar esta sintomatología de forma precoz

Avances y Retos en la Atención Psicológica y Salud Mental Estudiantil

La buena noticia es que estamos en ello. Algunas universidades ya han incorporado plataformas de atención psicológica específica para el alumnado, y un sistema de tutorías individuales para abordar esta sintomatología de forma precoz. Todo ello bajo el marco de la nueva Ley Orgánica del Sistema Universitario (LOSU) en la que se destaca el asesoramiento, la orientación psicopedagógica y el cuidado de la salud mental y emocional del estudiantado.

Pensando en el abordaje ideal me viene a la mente una serie de programas enfocados en la prevención, el diagnóstico y la intervención psicológica del alumnado universitario desde que ingresan en su titulación hasta la graduación. Todo ello dentro de un marco multidisciplinar y especializado.

Y para finalizar traigo una reflexión. El rol de los docentes de los espacios de educación superior en este contexto está claro; luchar por la implantación de estas medidas que protegen la salud mental de nuestro estudiantado. Pues, al fin y al cabo, ¿podría nuestro alumnado adquirir los conocimientos que transmitimos en las aulas sin salud mental?


 [MJGR1]https://doi.org/10.1016/j.jad.2020.04.050

 [MJGR2]https://doi.org/10.1016/j.jad.2020.04.050

 [MJGR3]https://www.mdpi.com/1660-4601/18/12/6350

[MJGR4]https://doi.org/10.1371/journal.pone.0256172

 [MJGR5]https://www.eldiario.es/sociedad/carrera-consume-estudiantes-41-futuros-medicos-sintomas-depresion-mitad-grado_1_6281305.html

 [MJGR6]https://dialnet.unirioja.es/servlet/tesis?codigo=132890

 [MJGR7]https://www.who.int/es/news-room/events/detail/2023/10/10/default-calendar/world-mental-health-day-2023—mental-health-is-a-universal-human-right


MARÍA JOSÉ GARCÍA RUBIO

PDI de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Internacional de Valencia

Codirectora de la Cátedra VIU-NED en Neurociencia Global y Cambio Social de VIU
Doctora en Psicología Clínica y de la Salud. Experta en Neurociencias.

Espacios de Educación Superior está dirigido a poner en contacto a las personas e instituciones interesadas en la sociedad del aprendizaje en Iberoamérica y España.