La empleabilidad, entre el deseo y el azar

Mountain View, Santa Clara, California EEUU AGHM

Existe una enorme diferencia entre las empresas que los jóvenes identifican como las mejores para desarrollar su carrera profesional y las que generan empleos de manera significativa en España. Esta situación nos lleva a un desajuste emocional y de oferta formativa difícil de conciliar. 

MANUEL SEVILLANO


Creo que se lo leí a Fernando Savater en una entrevista en ABC, lo que diferencia a un tonto del resto es que el primero tiene mucho más claras las cosas. Sin ninguna esperanza de aclarar nada, voy a compartir unas cuantas preguntas, no vaya a ser que Savater me encasille en el primer grupo.

“La universidad tiene que adaptarse al mercado laboral y ser más práctica”, es algo que oímos frecuentemente, sobre todo, a los directivos de las nuevas universidades. Parece un mantra, universidad de nuevo cuño y propuesta de adaptar sus titulaciones al mercado laboral. Nada que objetar, pero me surgen algunas preguntas, ya digo. ¿Cómo lo hacemos?

Una forma razonable es atender a la de los nuevos estudiantes, ¿quién mejor que ellos para saber qué se necesita? La tasa de paro juvenil en España (1) es de un 40,9% de desempleados, un porcentaje que duplica la media europea del 17,1%. Parece razonable que una manera de rebajar este porcentaje sea ir a la universidad. El paro entre los licenciados españoles entre 30 y 34 años, aunque también duplica la media europea – 9,8% frente al 5,8% europeo – es considerablemente más bajo. Entonces, ¿hay que ir a la universidad?, si quieres tener menos posibilidad de estar parado parece que sí. Bien, ¿qué estudiamos, lo que demanda el mercado o lo que quieren los estudiantes?

Los alumnos quieren trabajar en una empresa que apenas son 200 puestos de trabajo y la propuesta del principal empleador no les parece muy atractiva.

Según el (Monitor Empresarial de Reputación Corporativa) MERCO Talento Universitario, un proyecto que, por cierto, nace en la Universidad Complutense de la mano del catedrático Justo Villafañe, la empresa que consideran más atractiva para trabajar los universitarios españoles es – en su edición de 2019 – Google. ¡Pues, entonces, estudiemos lo que necesita Google! Fuencisla Cremades, CEO de Google España y Portugal, nos dice (2) que Los más de 200 empleados – ¡200! – de Google en España se dedican principalmente a tareas de marketing y ventas en el país, a través de encargos facturados en la matriz de Irlanda. De este modo, las oficinas de Google España se dedican a la venta de productos desarrollados por la compañía en otras sedes. 

La preferencia de los estudiantes la podemos contrastar con las peticiones de la empresa con mayor número de empleados. Según datos del Registro mercantil de 2021 es ACS que roza los 100.000 empleos. El Grupo que preside Florentino Pérez tiene una parte con una plantilla muy variable que depende de si se le adjudican o no obras y otra parte muy significativa de sus empleos en España (más del 50%) proviene de su filial de servicios Clece, sus actividades van desde la atención a personas hasta la restauración, la limpieza o la seguridad. Una propuesta que no les parece muy atractiva para los universitarios españoles, volvemos a Merco Talento Universitario, ACS ocupa el puesto 80 en este ranking de preferencias. 

Los alumnos quieren trabajar en una empresa que apenas son 200 puestos de trabajo y la propuesta del principal empleador no les parece muy atractiva. La Universidad, por tanto, ¿qué tiene que hacer, adaptar su propuesta a las expectativas de los universitarios e incentivar los estudios de marketing y ventas para que los alumnos puedan optar a los 200 puestos de trabajo que oferta Google o incentivar los orientados a la atención personal, la restauración, limpieza o seguridad de ACS que, al menos ofrece 100.000? 

El mundo se está convirtiendo en una batalla por el talento y ahí la universidad tiene que jugar su partido y todos asumir nuestras responsabilidades

Mientras tanto (3), La gran paradoja del mercado español es que hay puestos que se quedan sin cubrir, nada más y nada menos que más de 109.000, al mismo tiempo que 3,1 millones de personas están en el paro y buscando trabajo. Y no, no se trata solo de perfiles tecnológicos como pudiera pensarse, sino también de empleos tradicionales en la construcción, el sector servicios, el campo… recogiendo datos del informe que elabora Ceyme junto a la consultora Randstad, una paradoja que acaba afectando, claro, a la universidad.

En España, según datos del Ministerio de Universidades, hay 132.000 matriculados en Administración y Dirección de Empresas y 132.000 en Ingeniería, ¿los necesitamos?, ¿en la misma proporción?, ¿a unos más que a otros? También tenemos entre 70 y 80 mil matriculados en Derecho, un número parecido en ciencias de la salud y otros tantos en Psicología. ¿Cuántos con esas titulaciones podrían trabajar en Google, a cuántos les apetece trabajar en ACS? Sigo preguntando, ¿tiene la universidad que adaptarse para poder cubrir los 100.000 empleos que faltan en la construcción, en el sector servicios o en el campo…? 

Los 100.000 que faltan son hoy; mañana, ¿cómo queremos que sean las empresas que más trabajo generan, de las que atienden las peticiones que vienen de la central de Irlanda o de las orientadas a la atención personal, la restauración, limpieza o seguridad? Como tengo pocas preguntas he decidido hacerme preguntas de otros, ¿Está España preparada para el mercado laboral del futuro? (4)

El mundo se está convirtiendo en una batalla por el talento y ahí la universidad tiene que jugar su partido y todos asumir nuestras responsabilidades. ¿Cómo?

Pues unos, la universidad, adaptándose un poco más para rebajar esos cuatro puntos de paro que nos separan de la media europea y otros, las empresas, por hacer un poco más atractivo el trabajo que ofrecen a los universitarios.

  1. Datos Eurostat de 2021 sobre la situación laboral de los jóvenes entre 15 y 24 años
  2. Según entrada Requisitos para trabajar en Google España  www.tucursogratis.net/requisitos-para-trabajar-en-google-espana/
  3.   El Heraldo del día 20 de abril de 2022,
  4.  El mercado laboral del futuro: una distopía de 2 millones de empleos sin ocupar, jóvenes víctimas de la robotización y jardineros de Minecraft – Inma Benedito, Business Insider 1/1/2022

MANUEL SEVILLANO Director Global de Sostenibilidad y reputación en Atrevia y profesor de estrategia en Esic Business School

Twitter @nuvinoal

https://www.linkedin.com/in/msevillanobueno/

Espacios de Educación Superior está dirigido a poner en contacto a las personas e instituciones interesadas en la sociedad del aprendizaje en Iberoamérica y España.