Elena Pisonero: «Soy una mujer inquieta y lo que ya está establecido, si es para siempre, me agobia terriblemente»

fbt

CARMEN BRONCANO


Elena Pisonero (Madrid, 1963) es fundadora y presidenta de Taldig. También lidera el espacio de conversación y aprendizaje Relathia. Tiene una larga experiencia en el mundo de la política, de la consultoría y de la Tecnología. Pisonero apuesta por una visión de futuro digital, humanista y escrito en femenino. Es una de las mujeres más relevantes en España.

Su pasión por la economía no le viene de familia sino de ver en la televisión, desde pequeña, los cambios hacia los que se dirigía el país. «Eran los finales de los 70 y los principios de los 80 y yo escuchaba que había que cambiar las cosas y los comportamientos humanos. Siempre me ha gustado mucho la forma de hacer las cosas, los puzles. No me arrepiento en absoluto».

Se matriculó en la Universidad Autónoma de Madrid cuando lo relevante en aquella época ocurría en la Complutense. «La Autónoma era más pequeña, innovadora y muy revolucionaria. Pero por eso aprendí tanto. Estábamos en plena Transición». Cuando acabó sus estudios estuvo unos años en la empresa privada y después saltó a la consultoría. Desde allí, pasó al Instituto de Estudios Económicos que entonces diría Cristóbal Montoro. Esa fue su llave a la política.

Mi pasión por la economía, por el conocimiento, por mi profesión, me llevó a volver al análisis. Eso me abrió la puerta a la política

Pisonero fue asesora del gabinete del Partido Popular y una de las encargadas de tejer el programa electoral de José María Aznar en el 96. «Tienes que escuchar a la gente que se cruza en tu camino que te va ofreciendo vías que nunca imaginaste. Yo no sabía nada del parlamento ni de las políticas públicas pero me metí de lleno». Pisonero dice que lo establecido le aburre, y que por eso es incapaz de conformarse. En el PP le dieron la oportunidad «de decidir cuál era la mejor manera de hacer las cosas. Y en el 96, pudimos hacerlo realidad y las pudimos ejecutar». Llegó a la Secretaría de Estado de Comercio, Turismo y PYMES con 35 años, pero no abandonó su pasión por el análisis.

Cuando acabó su trayectoria política empezó a trabajar en la OCDE, «un gran think tank donde el conocimiento se contrasta con profesionales que tienen los mismos problemas, para conseguir cuál es la mejor forma de aplicar soluciones». Allí, Pisonero era miembro del Consejo de Administración de España. Pero después, volvió a Madrid y empezó a trabajar para la empresa privada, «me di cuenta de que nadie se entera de lo que haces si no te vendes y generas una marca».

Me di cuenta de que nadie se entera de lo que haces si no te vendes y generas una marca

La vuelta a España fue uno de los momentos más complicados de su carrera profesional porque tuvo que empezar de cero. Pero Pisonero estuvo dispuesta a reinventarse. Ahora dirige Taldig, una empresa que busca el acompañamiento estratégico a líderes y organizaciones para impulsar proyectos de conocimiento e innovación. Pisonero destaca la creatividad de los españoles y la capacidad de visión que tenemos para aportar soluciones diferentes. Aún así, echa en falta la formación, «necesitamos otro tipo de habilidades para aprovechar lo que la tecnología nos ofrece en el siglo XXI».

Puedes ver todos los episodios del Programa Aprendices en nuestro canal de YouTube.

Puedes suscribirte al Programa aprendices y escuchar todos los episodios en nuestro canal de ivoox.

Espacios de Educación Superior está dirigido a poner en contacto a las personas e instituciones interesadas en la sociedad del aprendizaje en Iberoamérica y España.