La Universidad como laboratorio ciudadano. Nueva Buahaus

Medialab Matadero

La Nueva Bauhaus Europea es una oportunidad para repensar la relación entre universidad y sociedad habilitando lugares de cooperación, experimentación y co-creación para la construcción de un mundo más justo y sostenible. El autor propone que la universidad contribuya a este proceso de transformación, no de manera aislada, sino en colaboración con otras instituciones como la biblioteca, el museo, el laboratorio o la escuela.

MARCOS GARCÍA


En septiembre de 2020 la Presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, anunció un nuevo programa para hacer frente a las consecuencias de la pandemia y para inventar nuevas formas de vivir juntos. Esta nueva iniciativa se llamó Nueva Bauhaus Europea (NEB) en alusión a la Bauhaus inaugurada en Weimar en 1919 tras la Primera Guerra Mundial y otra pandemia, la gripe de 1918.

A diferencia de la Bauhaus original, que fue una escuela superior de arte, arquitectura y diseño hasta que se cerró en 1933 por el gobierno alemán del Partido Nazi, la Nueva Bauhaus Europea no se desarrolla solo desde el contexto universitario. Sin hacer referencia a ningún ámbito específico propone acercar el Green New Deal a los lugares en los que vivimos con el objetivo de “imaginar y construir un futuro sostenible, inclusivo y bello”. 

¿Cómo interpretar esta invitación a construir un futuro sostenible, inclusivo y bello, y a inventar nuevas formas de vivir juntos? ¿Qué papel puede tener la educación superior en este proceso de transformación al que invita la Nueva Bauhaus Europea?

los laboratorios ciudadanos suponen una oportunidad para pensar el futuro de la universidad de la mano de otras instituciones orientadas a la producción del conocimiento y la cultura, el aprendizaje y la convivencia

La Nueva Bauhaus Europea propone aprovechar la irrupción de la pandemia de Covid-19 como oportunidad para el cambio. Sin duda qué tipo de cambios son necesarios es un asunto en disputa pero sí parece oportuno en cualquier caso dotarse de espacios en los que proponer, diseñar y poner en práctica otras posibilidades de vida en común. Según el antropólogo David Graeber y el arqueólogo David Wengrow nuestra época, a diferencia de otros momentos de la historia de la humanidad, está espacialmente limitada para la imaginación y la experimentación de otras formas de organización social(1).

En un año y medio de recorrido la Nueva Bauhaus Europea ha identificado buenas prácticas, abierto convocatorias de ayudas, premios e incluso ha organizado un festival para el próximo mes de junio. El programa se ha ido definiendo a través de las contribuciones sesiones de trabajo abiertas en las que principalmente han participado entidades socias de la NEB entre las que figuran numerosas universidades de la Unión Europea. En este sentido el NEB Lab es la iniciativa que más claramente apuesta por la experimentación y los procesos de codiseño.

El objetivo de NEB Lab es poner en marcha proyectos que:

-Crean lugares, productos o experiencias bellas, sostenibles e inclusivas o que habilitan iniciativas para lograrlo.

-Proporcionan resultados prácticos y replicables.

-Son procesos de cambio que benefician a las comunidades y los ecosistemas.

-Se basan en asociaciones internacionales e intersectoriales.

Contribuyen a la creación de políticas públicas a través de sus resultados y aprendizajes.

-Ofrecen oportunidades de aprendizaje de código abierto para los miembros de la comunidad.

-Utilizan métodos y herramientas de diseño participativo y competencias transversales.

Laboratorios ciudadanos

La NEB entiende que las posibilidades de transformación aumentarán si se promueve la colaboración entre campos de conocimiento, ámbitos de experiencia y la implicación de los ciudadanos. En los últimos años se ha desarrollado un modelo de institución en diferentes contextos que propone habilitar lugares de experimentación y co-creación interdisciplinar abiertos a la participación de cualquiera: vecinas, técnicos de la administración, profesionales, comunidades de afectados y activistas. Estos lugares de colaboración, experimentación y creación de proyectos que buscan mejorar la vida en un lugar se denominan laboratorios ciudadanos, de los que existen numerosas experiencias en universidades.

Al funcionar como interfaces de conexión con el entorno, los laboratorios ciudadanos suponen una oportunidad para pensar el futuro de la universidad de la mano de otras instituciones orientadas a la producción del conocimiento y la cultura, el aprendizaje y la convivencia. Atendiendo a su especificidad, su futuro no puede ser ajeno a los debates que se están produciendo sobre el laboratorio, el museo, la biblioteca, el centro de salud o la escuela. Todas ellas están repensando su relación con la sociedad a través de iniciativas en las que las personas no son contempladas como meras beneficiarias o receptoras de un servicio sino como potenciales agentes activos con capacidad de contribuir a la creación de iniciativas que buscan mejorar la vida en un lugar.

La experimentación que se da tanto en la producción de conocimiento y de objetos, como en la dimensión convivencial y afectiva es lo más destacable de los laboratorios ciudadanos.

Laboratorios ciudadanos en universidades

Entre las iniciativas de laboratorios de innovación ciudadana en universidades cabe mencionar la Red de laboratorios ciudadanos de la Comunidad de Madrid que incluye CRAI Ciudadan@ de la Universidad de Alcalá de Henares, Experimenta Mates de la UPM, Lab Tejedora de la UCM, Laboratorios de las bibliotecas de la URJC, el Medialab de la Universidad de Granada, Laboratorios ciudadanos del Tecnológico de Monterrey, Medialab de la Universidad de Oviedo, Lab InnovaHUB que reúne a universidades de Quito,  los laboratorios ciudadanos de la Universidad de Río de Janeiro, el Medialab de la Universidad de Salamanca,

Dentro de estos laboratorios ciudadanos en universidades se han realizado multitud de proyectos con enfoques muy diversos. Por ejemplo: el diseño y propuesta de un aula Snoezelen para personas neuro divergentes en la universidad; la universidad como agente de salud mental comunitaria; una iniciativa para revitalizar la rivera del río Henares en su paso por Alcalá; una propuesta educativa para descubrir la geometría en la naturaleza a través del juego; o un sistema de sensores para medir el CO2 en interiores.

Estos ejemplos muestran la efectividad de los laboratorios para el impulso de proyectos que requieren de perfiles diversos y que se abren a la participación de cualquier persona que quiera contribuir a hacerlos realidad. Este nivel de apertura es también una apertura al error y a descubrimientos inesperados que hacen que en muchas ocasiones los proyectos resultantes acaben siendo diferentes a lo que tenía previsto el promotor de la iniciativa. 

Pero tan valioso como los proyectos son las nuevas comunidades de práctica y aprendizaje que resultan del encuentro entre promotores y colaboradores que forman los equipos que desarrollan cada una de las iniciativas. Cada uno de ellos supone una experiencia de aprendizaje a la cooperación y a la autoorganización, ya que cada equipo tiene autonomía para decidir cómo llevar a cabo su proyecto. La experimentación que se da tanto en la producción de conocimiento y de objetos, como en la dimensión convivencial y afectiva es lo más destacable de los laboratorios ciudadanos.

Todos estos laboratorios ciudadanos están teniendo lugar en un contexto más amplio en el que bibliotecas, centros de investigación, escuelas, centros de salud y museos están implementando a su vez experiencias de laboratorios ciudadanos. Tal vez podemos imaginar la Nueva Bauhaus como una gran red de laboratorios ciudadanos de diferentes tipos que interoperan entre sí y que facilitan la colaboración y la experimentación tanto en la proximidad de lo local como a distancia.

(1)  Graeber, D. y Wengrow, D (2021). The Dawn of Everything: A New History of Humanity. Penguin Books


MARCOS GARCÍAes gestor cultural y trabaja en el ámbito de los laboratorios ciudadanos, ha sido director del Medialab Prado de Ayuntamiento de Madrid

Twitter @marcosgcm

Espacios de Educación Superior está dirigido a poner en contacto a las personas e instituciones interesadas en la sociedad del aprendizaje en Iberoamérica y España.