Mi experiencia universitaria entre Lima y Oxford

Personalmente, esperaría que las universidades en Latinoamérica y, en particular, en Perú, se enfoquen en ofrecer una educación de calidad, accesible, inclusiva y humana. Deberían ser capaces de formar personas y ciudadanos con agencia, con la posibilidad de influir en las decisiones cotidianas. La educación no solo debería ayudarnos a ser ‘mejores profesionales’, sino, sobre todo, a ser mejores personas. La universidad debe ser ese espacio que nos recuerde constantemente que el aprendizaje no está limitado a sus aulas y fomente la curiosidad y la duda en nuestro día a día. Será esa curiosidad y duda las que nos permitan mantener el deseo y las ganas del aprendizaje continuo y el descubrimiento de la libertad intelectual.

MARGARETH VELAZCO


Balances, vivencias y realidades

Han transcurrido más de 5 meses desde que concluí mis estudios de maestría en políticas públicas en la Universidad de Oxford, en el Reino Unido, y aún siento que una parte de mí se quedó en ese espacio, compartiendo cafés, conversaciones y copas de vino con compañeros de clases provenientes de diversas partes del mundo.

Durante estos meses que he estado de vuelta en Perú, he dedicado tiempo a reflexionar sobre los factores que considero han hecho que mi experiencia académica y personal durante la maestría sea una de las más valiosas de mi vida. Este ejercicio también me ha llevado a repensar mi experiencia universitaria en Perú durante mi pregrado.

Cuando se habla de la importancia de la universidad, es inevitable no pensar en el componente académico como el factor más importante que ofrecen dichos espacios. Así pues, el éxito o fracaso de la vida universitaria suele medirse en relación las notas, olvidando que un componente clave para un aprendizaje integral, humano y empático es la socialización que se genera como parte de la aventura universitaria y por lo tanto, gran parte de lo que podría catalogarse como una experiencia universitaria satisfactoria está relacionada con los vínculos significativos que somos capaces de construir en ellas.

gran parte de lo que podría catalogarse como una experiencia universitaria satisfactoria está relacionada con los vínculos significativos que somos capaces de construir en ellas

El Valor de las Conexiones en mi Trayectoria Universitaria

Es por ello por lo que, lo que considero más valioso de mi tiempo en la universidad, tanto en pregrado como en postgrado en Lima (Perú) y en Oxford (Reino Unido) son, sin duda, las personas. Durante mi pregrado en Lima, tuve la oportunidad de conocer personas con las que hasta ahora colaboramos en proyectos conjuntos. Amistades con las que, más allá de lo académico y lo profesional, hemos decidido emprender en la acción ciudadana a través de organizaciones de la sociedad civil que buscan contribuir a la construcción de un Perú con un desarrollo sostenible, más justo e inclusivo.

En Oxford, a pesar de que mi maestría fue de solo un año, he tenido múltiples espacios fuera de las aulas para conocer personas de todo el mundo, comprender sus historias, motivaciones y aspiraciones, y desarrollar relaciones de amistad que estoy segura perdurarán en el tiempo.

Considero que Oxford, en particular, fue un espacio único que me brindó la gran posibilidad de interactuar con personas de diversos países del mundo. Mi cohorte, compuesta por 144 estudiantes de 53 países, fue sin duda lo que hizo que mi experiencia fuera maravillosa. El aprendizaje se suscitaba en cada conversación, no solo en las aulas, y no se limitaba solo al ámbito académico, sino que también abarcaba lo cultural, religioso, artístico y deportivo contado a través de experiencias personales y vivencias. Fue maravilloso escuchar idiomas distintos, presenciar danzas diversas, disfrutar de canciones con ritmos variados y probar comidas con sabores que desconocía. Esta experiencia me ha permitido dejar de ver a los países como meras zonas geográficas para darles al menos un nombre y un rostro.

lo que considero más valioso de mi tiempo en la universidad, tanto en pregrado como en postgrado en Lima (Perú) y en Oxford (Reino Unido) son, sin duda, las personas

Reflexiones sobre la Educación Superior: Perspectivas desde Perú y el Reino Unido

En el proceso de reflexión que hacía sobre los sistemas de educación superior peruano y británico, no pude dejar de considerar aquellos aspectos que podrían mejorar. En mi opinión, a nivel de pregrado (y esto aplica para la educación superior universitaria en Perú), habría preferido que la educación fuera más crítica y libre, y menos memorística y opresiva. Esto implica dar más peso a la creación e innovación en todas las áreas, no limitándose a la repetición de información como suele ocurrir. En muchos casos, los sistemas de evaluación refuerzan ese modelo, exigiendo que los estudiantes memoricen respuestas en lugar de enfatizar la producción de ensayos u otros métodos que permitan aplicar lo aprendido con criterio y fundamentos propios.

Por otro lado, cuando hablo de una educación más libre y menos opresiva, me refiero al equilibrio entre las horas dentro de las aulas y la cantidad de trabajos grupales en pregrado en Lima vs el tiempo que él o la estudiante tiene para procesar la información o para profundizar en un tema a partir de la lectura.  En mi experiencia durante el pregrado teníamos clases todos los días, al menos dos clases por día, y múltiples trabajos en grupo, además de exámenes frecuentes.

Esto es muy diferente al al modelo británico, donde, desde mi experiencia se le daba más valor a la lectura. En ese modelo, las clases no eran el espacio para escuchar al o a la docente explicar (y en el peor de los casos leer) un PPT, sino que eran espacios para debate y análisis de casos donde la teoría puede ser sujeta a cuestionamientos y no ser aceptados como dogmas.

En muchos casos, los sistemas de evaluación refuerzan ese modelo, exigiendo que los estudiantes memoricen respuestas en lugar de enfatizar la producción de ensayos u otros métodos que permitan aplicar lo aprendido con criterio y fundamentos propios

¿Qué esperan los jóvenes de mi generación de la Universidad?

Según el informe «La educación superior que queremos: Voces de la juventud sobre el futuro de la educación superior», coordinado por el Instituto Internacional de la UNESCO para la Educación Superior en América Latina y el Caribe (IESALC) en el 2022, un 62% de los jóvenes encuestados considera que el principal beneficio de la educación superior es ‘mejorar su conocimiento’, seguido por un 9% que menciona ‘mejorar su calidad de vida’ y un 6% que dice que el principal beneficio es ‘mejorar sus perspectivas de empleo’.

Más allá de mis percepciones personales, el informe nos da una idea de que lo que los jóvenes latinoamericanos esperan de la universidad es la posibilidad de adquirir y mejorar conocimiento. Lo interesante es cuestionarnos qué entendemos por conocimiento y a qué conocimiento nos referimos. Sea como fuere, considero que esta expectativa no es errada ni mucho menos menor, ya que el conocimiento es una herramienta fundamental para la toma de decisiones, la resolución de problemas y el progreso humano en diversas áreas y en diversas sociedades.

Personalmente, esperaría que las universidades en Latinoamérica y, en particular, en Perú, se enfoquen en ofrecer una educación de calidad, accesible, inclusiva y humana. Deberían ser capaces de formar personas y ciudadanos con agencia, con la posibilidad de influir en las decisiones cotidianas. La educación no solo debería ayudarnos a ser ‘mejores profesionales’, sino, sobre todo, a ser mejores personas. La universidad debe ser ese espacio que nos recuerde constantemente que el aprendizaje no está limitado a sus aulas y fomente la curiosidad y la duda en nuestro día a día. Será esa curiosidad y duda las que nos permitan mantener el deseo y las ganas del aprendizaje continuo y el descubrimiento de la libertad intelectual.


Únete al Espacio del estudiantado de educación superior


MARGARETH VELAZCO

IX Edición Programa para el Fortalecimiento de la Función Pública en América Latina de la Fundación Botín

Responsable de Política y Derechos Humanos Oficina de Asuntos Exteriores, Commonwealth y Desarrollo Perú

Espacios de Educación Superior está dirigido a poner en contacto a las personas e instituciones interesadas en la sociedad del aprendizaje en Iberoamérica y España.