AUGAC, cuatro décadas de comunicación universitaria

Museo Louisiana Dinamarca AGHM

Si algo confirmó esta pandemia ha sido lo vulnerables que somos ante los bulos, las informaciones falsas y la propaganda tóxica que diariamente inundaron nuestros móviles y tablets. Hemos conseguido que muchos científicos rompieran la urna de cristal de sus laboratorios, departamentos y centros de investigación y contaran a la sociedad lo que estaba ocurriendo, dieran una opinión contrastada y avalada por años de trabajo, y además su voz lograra imponerse frente al ruido y la intoxicación de las redes sociales.

JOSÉ F. MERINO


“Lo que es pasado es prólogo”, decía Shakespeare en su obra “La tempestad” y en la Asociación de Profesionales de los Gabinetes de Comunicación de las Universidades y Centros de Investigación del Estado español (AUGAC) hemos sumado ya 37 años de historia, a lo largo de los cuales hemos acumulado conocimiento y experiencia en el complejo y cambiante mundo de la comunicación.

AUGAC, fundada en 1985 en la segunda reunión celebrada por los responsables de estas unidades en la Universitat de les Illes Balears, es una asociación sin ánimo de lucro que agrupa a profesionales que desarrollan su actividad en servicios o áreas de comunicación institucional y gabinetes de prensa de las universidades y centros de investigación españoles.  Su finalidad es proyectar los temas universitarios, culturales y científico-tecnológicos hacia la sociedad mediante la utilización de todas las disciplinas y canales de comunicación existentes.

La evolución de AUGAC ha ido a la par que la de sus propios asociados. Así, los llamados gabinetes de prensa de los años ochenta y noventa son ahora gabinetes o direcciones de comunicación institucional o corporativa, que han ido profesionalizándose con el tiempo, incorporando en sus oficinas distintos perfiles (diseñadores, programadores informáticos, publicistas…) y formando parte de la estructura estable de las organizaciones universitarias. Esto, que puede parecer baladí, es de suma importancia: en la mayoría de los casos ya no son unidades dispuestas o designadas por los equipos rectorales, sino servicios profesionales como lo son los de investigación, profesorado o contratación, por poner unos ejemplos.

En la mayoría de los casos ya no son unidades dispuestas o designadas por los equipos rectorales, sino servicios profesionales como lo son los de investigación, profesorado o contratación, por poner unos ejemplos

Se trata pues de unidades que abarcan un conjunto de tareas muy amplias, que van desde la cobertura de la actualidad universitaria, al marketing, la comunicación de la Ciencia, la gestión de redes sociales, la comunicación interna, la producción de materiales audiovisuales, publicaciones, antiguos alumnos, etcétera. Bien es cierto que no existe a día de hoy un mapa estándar de funciones y servicios asociados, ya que todo depende de la propia estructura de la universidad y de su apuesta particular por ver la comunicación como un instrumento estratégico de las instituciones o no. 

Nosotros, desde luego, estamos firmemente convencidos de que lo somos. Los gabinetes de comunicación nos hemos convertido en piezas imprescindibles en la gestión del cambio, la cohesión institucional y la cercanía a nuestros públicos. 

En un mundo tan cambiante como el de la comunicación la formación continua y el conocimiento compartido se antojan dos grandes bazas de la asociación. La organización de jornadas de estudio, el análisis conjunto de problemas propios del ejercicio profesional de sus asociados y el establecimiento de relaciones con entidades de otros países o internacionales de similares características (resalta la cooperación con la asociación europea EUPRIO), son también fines de AUGAC. A nivel institucional destaca la estrecha colaboración con CRUE, a través de la Comisión Sectorial de Comunicación, y el Ministerio de Educación, fruto de la cual nació hace años la Guía de Universidades, cuyo contenido realizaban los profesionales de la comunicación de cada universidad.

abarcan un conjunto de tareas muy amplias, que van desde la cobertura de la actualidad universitaria, al marketing, la comunicación de la Ciencia, la gestión de redes sociales, la comunicación interna, la producción de materiales audiovisuales, publicaciones, antiguos alumnos…

En plano formativo, AUGAC organiza anualmente, en colaboración con las universidades y centros de investigación, dos jornadas formativas que sirven de perfeccionamiento y actualización de conocimientos sobre todos los aspectos que implican a los departamentos de comunicación (comunicación interna, comunicación corporativa, comunicación de crisis, patrocinio y mecenazgo, redes sociales, medios de comunicación, comunicación de la ciencia, periodismo de datos, marketing y publicidad…).

A lo largo de estos años y con la participación y colaboración de todos los socios se han logrado tres hitos importantes: en primer lugar, se ha dotado a la asociación de un marco legal y jurídico, al que todas las asociaciones sin ánimo de lucro de ámbito nacional están obligadas, para garantizar su correcto funcionamiento. 

En segundo lugar, haber conseguido y consolidado su independencia económica estableciendo un modelo de acción que ha llevado a la solvencia de nuestras arcas. En este aspecto, ha sido fundamental el papel de Banco Santander, por la confianza depositada en los profesionales de esta asociación y su inestimable labor de mecenazgo, sin la cual no hubiéramos podido mantener los niveles de exigencia y de calidad de los programas formativos diseñados a lo largo de estos años. 

Y, finalmente, haber apostado por un modelo de asociación basado en la profesionalidad, la lealtad a las instituciones, el compañerismo y la complicidad entre sus asociados.

En esta lucha por imponer la verdad creo que las universidades y sus gabinetes de comunicación hemos jugado un papel importante en la ayuda ofrecida a los medios de comunicación para difundir la opinión y el conocimiento de decenas de expertos

Venimos de un momento histórico muy complicado provocado por la Covid-19, con tintes de distopía y con un alto coste en la pérdida de vidas humanas, que ha puesto al mundo patas arriba, y dejó en el aire el final de la crisis económica sufrida en la última década. Parafraseando a Dickens, “era el mejor de los tiempos; era el peor de los tiempos”. Florecieron al mismo tiempo el escepticismo y la intelectualidad; el conocimiento y los prejuicios; la tolerancia y el inconformismo; el negacionismo y la ciencia; las “fake news” y el rigor periodístico.

Y en esta lucha por imponer la verdad creo que las universidades y sus gabinetes de comunicación hemos jugado un papel importante en la ayuda ofrecida a los medios de comunicación para difundir la opinión y el conocimiento de decenas de expertos. Hemos conseguido que muchos científicos rompieran la urna de cristal de sus laboratorios, departamentos y centros de investigación y contaran a la sociedad lo que estaba ocurriendo, dieran una opinión contrastada y avalada por años de trabajo, y además su voz lograra imponerse frente al ruido y la intoxicación de las redes sociales. Porque si algo confirmó esta pandemia ha sido lo vulnerables que somos ante los bulos, las informaciones falsas y la propaganda tóxica que diariamente inundaron nuestros móviles y tablets. 

Los gabinetes de comunicación de las universidades nos hemos convertido pues en proveedores de fuentes expertas y contrastadas, muy necesarias en el mundo que transitamos. Creo sinceramente que nos hemos especializado en ofrecer contenido de valor a nuestros públicos, no tan solo la nota de prensa habitual, sino profundizando en temas de investigación, explicando las acciones de transferencia, enseñando el valor de la ciencia y del conocimiento nuevo a la sociedad.


JOSÉ F. MERINO, Presidente de la Asociación de Profesionales de los Gabinetes de Comunicación de las Universidades y Centros de Investigación del Estado español (AUGAC)

Espacios de Educación Superior está dirigido a poner en contacto a las personas e instituciones interesadas en la sociedad del aprendizaje en Iberoamérica y España.