«Tenemos el privilegio de contribuir a transformar positivamente la sociedad y el mundo», entrevista Héctor Escamilla rector de la UCJC

«Más allá de competir tenemos la gran oportunidad de pensar cómo nos complementamos más y mejor entre quienes trabajamos en universidades. Quienes hemos elegido trabajar y trascender a través de la educación y la investigación tenemos el privilegio de contribuir a través de la formación de personas que a su vez seguirán transformando positivamente la sociedad y el mundo», señala el rector de la Unicersidad Camilo José Cela


La institución SEK, titular de la UCJC, tiene como seña de identidad la idea del aprendizaje centrado en el alumno, por lo que no podemos atriburi r a la casualidad que se haya incorporado como rector Hector Escamilla. El profesor Escamilla ha sido entre 2009 y 2020 rector de la Universidad Tecmilenio, una de las universidades más innovadoras en México con un crecimiento acelerado de 25.000 a 60.000 estudiantes. En este proyecto lideró un equipo que inició un proceso de innovación disruptiva desarrollando una visión que abarca el bienestar de estudiantes, profesores y administradores. También ha sido Vicepresidente de desarrollo tecnológico de Monterrey University entre 2020-2022.

«Mi propósito en la vida es contribuir al desarrollo, bienestar y florecimiento de los demás a través de la educación. Creo que la labor más importante en Educación Superior es alinear las fortalezas de los profesores, personal de apoyo y directivos hacia las necesidades de los estudiantes, padres de familia y empresas brindando el mayor retorno a la inversión educativa para el estudiante y se traduzca en una cultura de emprendimiento, altos niveles de empleabilidad, bienestar y vivencia de su Propósito de Vida», indica el ahora rector de la UCJC.

¿Qué aportó Tecmilenio de diferencial al sistema universitario para convertirse en un caso de éxito?

En primer lugar, rediseñamos la universidad poniendo en primer lugar las necesidades de los públicos a los que servimos -estudiantes, padres de familia y empresas- y también desarrollamos un modelo de universidad de alta flexibilidad, basado en el desarrollo de competencias para permitir a los egresados integrarse al entorno laboral de manera ágil. Hoy, 9 de cada 10 estudiantes están trabajando después de su graduación. 

En segundo lugar, otra de las grandes innovaciones fue que nos atrevimos a diseñar un currículum que brinda herramientas de bienestar y felicidad basadas en la ciencia de la Psicología Positiva, donde, paralelamente, el estudiante define y desarrolla su propósito de vida desde el primer día. La visión que desarrollamos fue promover personas positivas con propósito de vida y competencias para alcanzarlo para inspirar a quienes son parte de su comunidad educativa. Por todo esto, Martín Seligman, padre de la Psicología Positiva, reconoce a Tecmilenio como la primera Universidad Positiva en el mundo.

Desde su nueva posición como rector de la Universidad Camilo José Cela, ¿cuáles son las principales oportunidades de colaboración entre el sistema universitario mexicano y el español?

Existen múltiples oportunidades para conseguir sinergias colaborando a través de la investigación y con el intercambio estudiantil entre universidades. Además de fortalecerse los lazos entre países, el desarrollo de las empresas españolas y mexicanas se enriquece cuando incorporan a jóvenes que han estudiado, realizado prácticas profesionales, convivido y hecho amistades y vivido la cultura de otro país. Es destacable la iniciativa de la CRUE, que realizará la cumbre de rectoras y rectores España-México en la Ciudad de México el próximo mes de marzo.

promover personas positivas con propósito de vida y competencias para alcanzarlo para inspirar a quienes son parte de su comunidad educativa

La industria global de la educación superior está mayoritariamente en manos de los países anglosajones y sus universidades ¿Qué tendríamos que hacer para competir desde una oferta global en español?

Hay que incrementar la colaboración. En el mundo hay más de 25.000 universidades y la Unión Europea tiene alrededor de 5.700. Según The Times Higher Education, el ranking que clasifica las mejores 200 universidades del mundo, 80 se encuentran en Europa. Claramente hay una oportunidad de capitalizar toda la riqueza de estas universidades incrementando la colaboración científica en beneficio de la formación de estudiantes españoles y extranjeros. 

La gran visión de las personas que intervinieron para crear el programa Erasmus (1987) y el Acuerdo de Bolonia (1999), ha venido impulsando fuertemente la formación de jóvenes españoles. Una acción complementaria adicional es incrementar la oferta en programas en inglés y el dominio del idioma inglés en nuestra comunidad universitaria.  Reconociendo que, en el mundo de los negocios, el español es el tercer idioma más hablado después del inglés y el mandarín. Por ello, tenemos una ventaja competitiva que se puede aprovechar más al combinarla con programas en inglés.

Más allá de competir tenemos la gran oportunidad de pensar cómo nos complementamos más y mejor entre quienes trabajamos en universidades. Quienes hemos elegido trabajar y trascender a través de la educación y la investigación tenemos el privilegio de contribuir a través de la formación de personas que a su vez seguirán transformando positivamente la sociedad y el mundo. 

En los últimos años no hay reunión, al uno y al otro lado del Atlántico, sobre universidades en la que no se hable de micro credenciales. Sin embargo, en España su impacto está siendo muy limitado, ¿son una moda las micro credenciales o han venido a cambiar la organización académica de las universidades?

Hoy día el conocimiento es accesible de manera gratuita a través de diferentes plataformas. Lo que hace atractivo a una persona en el mercado laboral es “lo que sabes hacer”, es decir, tus competencias. Demostrar que tienes esas competencias se realiza a través de procesos de certificación, esto en sí es lo que se ha generalizado con el término micro credenciales que hoy día son otorgadas por organismos gubernamentales, empresas y universidades. A excepción de algunos grados “reglados”, como medicina, muchos puestos de trabajo se irán cubriendo por personas con certificados o micro credenciales y, es por ello, que debemos impulsar la formación y el desarrollo de competencias y dar mayor flexibilidad para adquirirlas en nuestras instituciones.


Entrevista

Alfonso González Hermoso de Mendoza

Lucía Bécquer


Boletín 57: La Universidad que nos une

Espacios de Educación Superior está dirigido a poner en contacto a las personas e instituciones interesadas en la sociedad del aprendizaje en Iberoamérica y España.