Inasequible al desaliento. Entrevista a Carmen Fenoll, ex presidenta de AMIT


La virtud más importante para una investigadora, señala Carmen Fenoll, es ser inasequible al desaliento, proseguir más allá de las dificultades. En contra de la presentación habitual de los científicos como personas extraordinarias la profesora Fenoll recuerda a las jóvenes que no hay que mirar siempre a las excelentes, que la investigación es una tarea en donde caben las personas normales.

En especial para las mujeres nos recuerda la importancia de buscar referentes, de crear redes con otras investigadoras para evitar el famoso efecto Matilda que, aunque atenuado sigue marcando la carrera de muchas jóvenes a las que se les reconoce su trabajo, pero se les niega la brillantez. Aprender a decir que no, a plantar cara a los abusos, exige una confianza que sola no se adquiere fácilmente, señala la ex presidenta de la Asociación de Mujeres Investigadoras y Tecnólogas AMIT.

Afirma que en España tenemos leyes muy favorables para la igualdad, pero que la realidad social, incluso en la academia, sigue reflejando desigualdades por razón de género. La visión de que los méritos son los méritos seas hombre o mujer, no por simplista que sea, deja de tener muchos seguidores.      

AGHM

Como recuerda, al acceder a la Universidad dudo entre las carreras de biología y filosofía, tuvo miedo a aprender más matemáticas, y de las personas de las que más ha aprendido en su vida han sido sus doctorandas.

Carmen Fenoll Comes es Catedrática de Fisiología Vegetal en el Departamento de Ciencias Ambientales de la Universidad de Castilla la Mancha, en donde ha realizado una carrera investigadora llena de reconocimientos.  Antes se licenció en la Universidad Complutense y realizo el doctorado en la Autónoma de Madrid.

Desarrollo su carrera investigadora en diversas universidades de EEUU, entre ellas la de Wisconsin-Madison, célebre por su “Ideal de Wisconsin” que parece haber guiado a la profesora Fenoll en su carrera profesional. «Nunca estaré contento hasta que la benéfica influencia de la universidad llegue a todos los hogares del estado declaro el presidente de UW-Madison Charles Van Hise, en 1904.


Boletín 57: La Universidad que nos une


Espacios de Educación Superior está dirigido a poner en contacto a las personas e instituciones interesadas en la sociedad del aprendizaje en Iberoamérica y España.