¿Sabemos usar las tecnologías? La competencia digital en la Educación Superior

Pablo Santana

Para hacer frente a los diferentes desafíos que plantean las tecnologías y al proceso de transformación digital que está teniendo lugar en la Educación Superior, es preciso que las universidades dispongan de una estrategia institucional que ponga el énfasis en aquellos aspectos o factores clave para una adecuada implementación de «lo digital»; una estrategia que indefectiblemente ponga en el centro a las personas y a su necesaria competencia digital.

FRANCESC M. ESTEVE MON


Transformación Educativa en la Era Digital

El uso de las tecnologías digitales en la educación ha sido una práctica habitual en los campus y aulas universitarias en las últimas dos décadas. Durante este tiempo hemos presenciado cómo se han implantado, de una manera generalizada, las plataformas virtuales de enseñanza-aprendizaje, las herramientas en la nube, o los sistemas de videoconferencia, entre otras muchas tecnologías, abriendo nuevas posibilidades para la docencia presencial, híbrida y en línea, y convirtiéndose en un importante desafío para las universidades.

Durante el pasado 2023 hemos presenciado cómo ha aflorado con fuerza otra tecnología, que ha generado una nueva demanda formativa relacionada con la tecnología educativa. Es el caso de la inteligencia artificial (IA), y en concreto, de las IA generativas. Además de las posibilidades educativas que brindan estas u otras tecnologías, y del grado de innovación tecnológica (y de expectativas y sobreexpectativas), resulta relevante abordar algunos aspectos básicos.

Y es que, esta proliferación de tecnologías digitales ha provocado que, cada día de forma más evidente, las personas tengan que hacer frente a situaciones que requieren la utilización de nuevas habilidades, tales como la capacidad de informarse y comunicarse en un mundo digital, de entender y ser capaz de gestionar grandes cantidades de datos, de crear contenidos digitales y audiovisuales, o de utilizar de una manera segura, ética, eficaz y creativa tales tecnologías. En otras palabras, y tal y como evidencian numerosas investigaciones e instituciones internacionales, es esencial desarrollar una adecuada competencia digital.

se han implantado, de una manera generalizada, las plataformas virtuales de enseñanza-aprendizaje, las herramientas en la nube, o los sistemas de videoconferencia, entre otras muchas tecnologías

Diseño y desarrollo de un plan de transformación digital

Con la intención de impulsar esta competencia digital entre la comunidad universitaria, a principios de 2020 la Universitat Jaume I (UJI) aprobó su plan de transformación digital, el denominado Plan UJI Digital. Tras analizar distintos modelos y planes de digitalización de universidades de diferentes países, se llevó a cabo un proceso participativo en el que se reunieron personas expertas de la universidad y de otras instituciones, para analizar la situación de partida e identificar las acciones clave para promover el proceso de transformación digital de la universidad, en todas sus misiones, con un especial énfasis en los aspectos formativos y en la necesaria competencia digital de la comunidad universitaria.

Esta estrategia se concretó en 22 acciones clave, estructuradas en 4 ejes principales: (1) La competencia digital, su promoción a través de la formación y del intercambio de buenas prácticas; (2) la educación digital y en línea, y el apoyo a la producción de recursos digitales; (3) la investigación y la transferencia digital; y (4) los procesos y servicios digitales.

No obstante, y a pesar del carácter marcadamente digital de la universidad, la situación de la crisis sanitaria vivida durante la pandemia supuso un escenario altamente complejo que tensionó el normal funcionamiento de la universidad. Sin embargo, y pasados los peores momentos de la pandemia, disponer de una estrategia compartida, como fue el Plan UJI Digital, permitió tener una hoja de ruta para el desarrollo y la implementación de diferentes acciones de formación digital.

se llevó a cabo un proceso participativo en el que se reunieron personas expertas para analizar la situación de partida e identificar las acciones clave para promover el proceso de transformación digital de la universidad

ProDigital: recursos educativos abiertos para la mejora de la competencia digital

A finales de 2021 el Ministerio de Universidades, a través del programa UniDigital, concedió una subvención a las universidades públicas españolas para la modernización y digitalización del sistema universitario español bajo el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia y los fondos europeos NextGeneration. A través de este plan, además de establecer una serie de inversiones en infraestructura y desarrollo tecnológico, también se pretendió el desarrollo de proyectos interuniversitarios para la mejora de la educación digital, la creación de contenidos y de plataformas de servicios digitales.

En este contexto, las universidades públicas valencianas impulsaron una serie de proyectos conjuntos sobre diferentes temáticas, como la administración electrónica, la sensorización de los campus, el aprendizaje adaptativo, y el impulso de la competencia digital. Esta última temática es la que dio lugar al proyecto ProDigital, una iniciativa interuniversitaria coordinada por la Universitat Jaume I, y en la que también participan la Universitat de València, la Universitat Politècnica de València, la Universitat d’Alacant y la Universitat Miguel Hernández.

El objetivo principal del proyecto ProDigital es mejorar la competencia digital del personal universitario (PDI y PTGAS), de los y las estudiantes, y de la sociedad en general, mediante la creación de recursos educativos abiertos.

El objetivo principal del proyecto ProDigital es mejorar la competencia digital del personal universitario, de los y las estudiantes, y de la sociedad en general, mediante la creación de recursos educativos abiertos.

Recursos educativos abiertos u open educational resources (OER)

Los recursos educativos abiertos u open educational resources (OER) son materiales de enseñanza y aprendizaje, de dominio público o bajo licencias abiertas, que permiten el acceso, el uso, la reutilización y la redistribución de dichos materiales. En la última década, UNESCO ha aprobado diferentes directrices y recomendaciones para para incorporar los OER en las instituciones educativas, contribuyendo a construir sociedades del conocimiento más inclusivas y a cumplir con la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible y los ODS.

En este sentido, y gracias al proyecto ProDigital, se han podido generar centenares de recursos educativos abiertos para la mejora de la competencia digital, en temas como la alfabetización digital, el pensamiento computacional, la programación, la visualización de datos, la privacidad y protección de datos, la propiedad intelectual, o la creación de materiales audiovisuales. Todos estos materiales se podrán consultar a través de una plataforma web, que previsiblemente se dará a conocer en la primavera de este año 2024, y que serán accesibles para cualquier persona.

Asimismo, la plataforma de ProDigital contendrá una sección de autoevaluación de la propia competencia digital, que permitirá conocer a los usuarios su nivel de competencia digital y que les mostrará cuáles son los mejores recursos educativos abiertos para mejorar su competencia digital en función de sus resultados.

la plataforma de ProDigital contendrá una sección de autoevaluación de la propia competencia digital, que permitirá conocer a los usuarios su nivel de competencia digital y que les mostrará los mejores recursos educativos abiertos para mejorar

Aprendizajes, oportunidades y retos de futuro

Por una parte, a través de este proyecto, además de poner a disposición de la comunidad universitaria y de la sociedad en general una serie de materiales formativos para favorecer una mejor educación digital, cabe destacar que, dado su carácter abierto, puede propiciar el desarrollo de nuevas prácticas educativas abiertas (open educational practices). Las prácticas educativas abiertas, que parten de la creación, del uso y de la reutilización de OER, así como de las pedagogías abiertas, pueden propiciar nuevas estrategias didácticas y nuevos escenarios para la formación del estudiantado y del personal universitario.

Por otra parte, este proyecto –como otros similares que se están llevando a cabo en numerosas universidades (por ejemplo, en el marco de los consorcios europeos de universidades)–, están haciendo frente a importantes retos técnicos y administrativos que todavía nos limitan como instituciones de Educación Superior. Por ejemplo, gracias a estos proyectos se está trabajando en la autenticación federada de nuestros campus virtuales, o en el intercambio de credenciales y certificaciones entre instituciones, abriendo la puerta y facilitando nuevas iniciativas colaborativas en el ámbito de la docencia.

En definitiva, y como destacábamos al inicio, para hacer frente a los diferentes desafíos que plantean las tecnologías y al proceso de transformación digital que está teniendo lugar en la Educación Superior, es preciso que las universidades dispongan de una estrategia institucional que ponga el énfasis en aquellos aspectos o factores clave para una adecuada implementación de «lo digital»; una estrategia que indefectiblemente ponga en el centro a las personas y a su necesaria competencia digital.


FRANCESC M. ESTEVE MON

Delegado de la rectora para la transformación docente, la comunicación y la dirección del gabinete

Universitat Jaume I

Espacios de Educación Superior está dirigido a poner en contacto a las personas e instituciones interesadas en la sociedad del aprendizaje en Iberoamérica y España.