Formación Profesional y Universidad: grandes compañeros de viaje.

Ciudad Real. España AGHM

La enseñanza universitaria ha sido tradicionalmente considerada como la propietaria en exclusiva del espacio de educación superior en España. Esta es una realidad que ha ido cambiando a lo largo de los últimos años. Actualmente, este espacio de educación superior está ocupado por distintos tipos de enseñanzas entre las que, necesariamente, se tienen que establecer relaciones que permitan a los alumnos transitar entre ellas de una forma fácil y ventajosa.

ANA MARÍA BARBERO ALCALDE


La Evolución de la Educación Superior en España

Según se establece en la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación (LOE), la educación superior en España está formada por la enseñanza universitaria, las enseñanzas artísticas superiores, la formación profesional de grado superior, las enseñanzas profesionales de artes plásticas y diseño de grado superior y las enseñanzas deportivas de grado superior. Centrándonos en la formación profesional (FP), la Ley 3/2022, de 31 de marzo, de ordenación e integración de la Formación Profesional concreta que los ciclos formativos de grado superior y los cursos de especialización de grado superior tienen la consideración de educación superior.

Por lo tanto, actualmente estamos en un escenario en el que la educación superior ya no es exclusiva del ámbito universitario, sino que la Universidad ocupa este espacio junto a otro tipo de enseñanzas a las que no puede ignorar, y entre las que se deben establecer pasarelas que permitan a los ciudadanos transitar de unos estudios a otros con el doble objetivo de mejorar su cualificación profesional y ampliar sus posibilidades de inserción laboral, partiendo, en la medida de lo posible, de un reconocimiento parcial de los estudios previos realizados.

En este sentido, la Ley Orgánica 3/2022, de 31 de marzo, de ordenación e integración de la Formación Profesional establece que las Administraciones educativas y las Universidades promoverán el reconocimiento mutuo de créditos ECTS entre las enseñanzas de FP de grado superior y los títulos oficiales de grado para facilitar el establecimiento de itinerarios formativos que reconozcan la formación previamente adquirida. Es decir, algunas de las enseñanzas que se imparten en FP de grado superior y en los grados universitarios se ponen al mismo nivel en cuanto al desarrollo de contenidos y adquisición de competencias profesionales y resultados de aprendizaje, a pesar de que en nuestra sociedad sigue existiendo esa visión menos prestigiosa de la FP frente a la formación universitaria.

la educación superior ya no es exclusiva del ámbito universitario, sino que la Universidad ocupa este espacio junto a otro tipo de enseñanzas

Evolución y Regularización de la Movilidad Estudiantil en España

El traspaso de estudiantes desde FP a la Universidad no es algo novedoso, ya que desde la antigua FP II, regulada por la Ley General de Educación de 1970, se podía acceder de forma directa, y con reserva de plazas, a los estudios universitarios, aunque sin posibilidad de convalidación.

Para unificar los criterios de movilidad interna entre las diferentes enseñanzas que conforman actualmente la educación superior, se publica el Real Decreto 1618/2011, de 14 de noviembre, sobre reconocimiento de estudios en el ámbito de la Educación Superior, donde además de equiparar parte de los estudios superados y los que pretenden cursarse, se da un paso más en el fortalecimiento de esta relación FP-Universidad, estableciendo relaciones directas entre determinadas titulaciones para que la movilidad de los estudiantes sea más fácil, superando uno de los mayores escollos existentes hasta el momento para establecer estas pasarelas: la ausencia de un catálogo cerrado de títulos universitarios de grado oficiales; y haciendo pivotar las relaciones entre enseñanzas de FP y grados universitarios en las ramas de conocimiento de estos últimos, a las que se adscribirán, a partir de ese momento, todos los ciclos formativos de grado superior.

Por supuesto, la asignación de créditos ECTS a cada uno de los módulos que conforman los ciclos formativos de grado superior en los correspondientes reales decretos de título ha facilitado que existan parámetros objetivos para comparar la duración y carga lectiva de los currículos y planes de estudio, y, de esta manera, se han podido establecer tablas de convalidaciones directas entre módulos profesionales y materias universitarias, que, en cualquier caso, no podrán superar el 60% de los créditos del plan de estudios que se pretende cursar. Para fortalecer esta relación entre las enseñanzas de educación superior, se reguló también el número mínimo de créditos que se pueden convalidar:

Fuente: Anexo I del Real Decreto 1618/2011, de 14 de noviembre

El Puente entre la Formación Profesional y la Universidad en España

Fue, por lo tanto, en 2011 cuando nació la relación entre FP y Universidad tal y como la conocemos hoy. Pero, ¿realmente funciona? ¿es utilizada por los alumnos? ¿el paso de FP a la Universidad se percibe como una mejora tanto en formación como en oportunidades?

Según el último estudio publicado en junio de 2023 por el Ministerio de Educación y Formación Profesional, uno de cada cuatro titulados en 2018-2019 en FP de grado superior (25,5%) continúa estudios universitarios en alguno de los tres años siguientes a la titulación (el 30,3% de las mujeres y el 20,7% de los hombres), aumentando este porcentaje en algunas familias profesionales (Servicios socioculturales y a la comunidad (44,5%), Actividades físicas y deportivas (42,5%), Sanidad (32,1%) y Seguridad y medio ambiente (28%)).

¿Qué motiva a los egresados de FP para continuar estudios en la Universidad? Las causas son muy variadas. La FP se percibe como una enseñanza más fácil, más práctica, y con mayor y más rápida inserción laboral. A los alumnos vocacionales de FP se unen aquellos indecisos y aquellos que, por distintos motivos, no han podido acceder a la Universidad por la vía convencional.

Podemos aventurar que son, sobre todo, estos últimos los que, tras terminar un ciclo formativo, acceden directamente a la Universidad para poder cumplir con el itinerario formativo deseado en inicio. Pero también utilizan esta vía aquellos alumnos que quieren mejorar su status laboral, y, aunque ya tengan un puesto de trabajo, quieren optar a puestos reservados a los titulados universitarios. Un claro ejemplo podría ser la rama sanitaria, ya que la nota de acceso a la Universidad para estos estudios es tradicionalmente muy alta, y muchos de los puestos de trabajo existentes no pueden ser desempeñados por técnicos superiores.

uno de cada cuatro titulados en 2018-2019 en FP de grado superior (25,5%) continúa estudios universitarios en alguno de los tres años siguientes a la titulación

La convalidación entre módulos profesionales y materias universitarias es posible siempre que la Universidad correspondiente lo tenga regulado y reconocido, ya que es una competencia exclusiva de cada centro universitario, y ni todas las Universidades lo hacen, ni dentro de ellas, se acuerda este reconocimiento para todos los grados. Las tablas de reconocimiento de créditos de ciclos formativos de grado superior en titulaciones de grado universitario se concretan mediante acuerdos entre cada una de las Universidades y la Administración educativa correspondiente, con efectos en todo el territorio nacional.

La Integración de la Formación Profesional y Universitaria en la Comunidad de Madrid

La Comunidad de Madrid tiene publicados los convenios de colaboración por los que se convalidan asignaturas en estudios de grado cuando el estudiante proviene de FP de grado superior. En este sentido, la diferencia entre Universidades, tanto públicas como privadas, es bastante notable, incluso en grados universitarios con la misma denominación. Por ejemplo, para el acceso al Grado de Administración y Dirección de Empresas desde el CFGS Administración y Finanzas encontramos que entre las Universidades públicas de la Comunidad de Madrid hay una horquilla que va de 30 a 60 créditos ECTS convalidables, y en las Universidades privadas el intervalo va de 50 a 80 créditos ECTS.

La diferencia de criterio entre las distintas Universidades puede deberse a las diferencias entre sus planes de estudio. Pero lo que está claro es que, a la luz de las tablas de reconocimiento de créditos en las Universidades de la Comunidad de Madrid, y entendiendo que estos datos podrían ser extrapolables al resto del territorio español, en la Universidad está ya plenamente aceptada y asumida la calidad de las enseñanzas de FP de grado superior con las que comparten espacio educativo.

la formación profesional de grado superior y los estudios universitarios de grado son dos caminos educativos, complementarios y no excluyentes, que permiten completar la formación obtenida

Esto permite a los alumnos que provienen de estas enseñanzas cursar estudios universitarios de grado tras reconocer como propios aquellos créditos, conocimientos y destrezas que éstos han superado previamente en FP. Este reconocimiento cualitativo que ya hace la Universidad de los estudios de FP va calando, aunque lentamente, en la sociedad española.

En definitiva, la formación profesional de grado superior y los estudios universitarios de grado son dos caminos educativos, complementarios y no excluyentes, que permiten completar la formación obtenida por una u otra vía mediante pasarelas reconocidas por ambos espacios de educación superior a través de la convalidación de créditos ECTS cursados y superados previamente.


ANA MARÍA BARBERO ALCALDE

Inspectora de Educación de la Comunidad de Madrid

Espacios de Educación Superior está dirigido a poner en contacto a las personas e instituciones interesadas en la sociedad del aprendizaje en Iberoamérica y España.